Todas las acciones del ILAPyC se encuentran inspiradas en los principios de respeto al pleno ejercicio y garantía de los Derechos Humanos contenidos en todos los instrumentos de los organismos internacionales y de tratados entre los distintos países del mundo.

 

En particular, el Instituto toma como propias las enseñanzas de la Declaración de Sevilla de 1986 de la UNESCO en las que queda demostrado científicamente que la  violencia se aprende, por lo tanto la paz también puede y debe ser aprendida toda vez que no existen determinaciones genéticas para la violencia en el ser humano. Como lo expresa en sus conclusiones “la construcción de la paz empieza en la mente de los hombres”. Además, nos apoyamos en la Resolución 53/243 de la Asamblea General de Naciones Unidas "Declaración y el Programa de Acción sobre una Cultura de Paz".  

OTROS DOCUMENTOS IMPORTANTES