• Patricia Perez

Carta de nuestra Directora

No hay nada que pueda decirte que no suene trillado. El que se termina será un año que recordaremos no por sus cosas lindas sino por que fue difícil para todos. Un año en el que el Coronavirus marcó nuestras rutinas, nuestras maneras de relacionarnos, de adquirir nuevos hábitos para mantenernos a salvo.


Recuerdo de este año, el primero de la nueva década, que participamos de “Panamá ante los nuevos desafíos a la paz social y la democracia en América Latina”, que organiza la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá. Allí tuve la oportunidad de escuchar al Secretario de la OEA, Luis Almagro a quien considero un estadista necesario para la democracia en toda la región. Allí también tuve la oportunidad de conocer a Miroslava Morales quien me mostró todo el trabajo que realiza para “Mi barrio 507”.


Apenas un mes después de esos eventos, en Argentina se establecía el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio: 15 días que fueron 30, 60, 90 y superaron los 200. Rápidamente con el equipo de Aluvión Zoo, que apoya muchas de las iniciativas de ILAPyC empezamos a trabajar en APPS que nos reúnen, dos guías que nos mostraban distintas herramientas digitales que nos permitían seguir estando cerca así como también trabajar y/o estudiar desde casa.


Fueron algunas de esas plataformas las que utilizamos para reunirnos con los equipos que forman parte del Instituto y también para llevar a cabo el Webinar “COVID-19: ¿Estamos preparados para una respuesta coordinada, cooperativa y complementaria entre países?” en el marco de nuestro programa de Gestión de Riesgo Global. Convocamos para esta iniciativa a más de 11 países de la región y a la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNDRR). En este espacio, junto con más de 70 asistentes analizamos y debatimos propuestas para enfrentar multilateralmente la gestión de riesgos y la importancia de la cooperación internacional ante distintos escenarios.


También desde la virtualidad participamos y seguimos trabajando junto con la red Ser Fiscal impulsando, por ejemplo, la Boleta Única de Papel. Y todo esto es solo una parte de lo que se puede contar, de lo que fue el año en ILAPyC. Lo que todavía no te podemos contar, lo estemos haciendo seguramente en los primeros días del 2020.




En lo particular no nos sentimos ante una situación desconocida. Desde hace más de 3 décadas que sabemos que la prevención, la educación y la acción ciudadana son el camino que tenemos que elegir para frenar el virus del VIH. Ese es el camino que queremos y elegimos para frenar la cadena de contagios del COVID-19, hasta que llegue la vacuna.


No quiero extenderme mucho más pero déjame decirte esto último. Al inicio de la cuarentena recuerdo circulaban unos virales, como dicen los millennials, que decían algo así como que a nosotros sólo nos pedían quedarnos en nuestras casas mientras que a nuestros abuelos, los enviaban a la guerra. Pero en esa “conmovedora” frase hay algo que no terminamos de visualizar. Miles de mujeres y niños, dentro de sus casas, sufren violencia. Violencia cotidiana en todas sus formas. La pandemia de la que no se habla y sobre la que seguiremos trabajando, promoviendo los valores, actitudes y comportamientos de la Cultura de Paz.


PD: antes de terminar te dejo nuestro video sobre las medidas preventivas para frenar la cadena de contagios del COVID-19. ¡Por un 2021 mejor!




19 vistas0 comentarios