top of page

Día Mundial de los Humedales ¿Qué son y por qué son tan importantes?

Revitalizar y restaurar los humedales degradados puede ser una solución al cambio climático. En el Día Mundial de los Humedales, Andrea Chiappini, miembro del equipo de ILAPyC, nos cuenta qué son los humedales y por qué son tan importantes para nuestro futuro.



¿Qué son los humedales?

Un humedal es una zona de tierra que se inunda o está saturada de agua, ya sea de forma permanente o temporal. Los humedales continentales incluyen marismas, turberas, lagos, ríos, llanuras de inundación y pantanos. Los humedales costeros incluyen marismas de agua salada, estuarios, manglares, lagunas litorales e incluso arrecifes de coral. Los estanques piscícolas, los arrozales y las salinas son humedales artificiales


Tema para 2023: Restauración de los humedales

Los humedales están desapareciendo a un ritmo tres veces más rápido que los bosques, y más del 35 % de los humedales se han degradado o perdido desde 1970. Es fundamental invertir esta tendencia, por lo que el tema de este año subraya la urgente necesidad de dar prioridad a la restauración de los humedales y hace un llamamiento a toda una generación para que adopte medidas para revitalizar y restaurar los humedales degradados.

El tema aprovecha los esfuerzos por curar el planeta promovidos por el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas y contribuye a su consecución. Esta iniciativa mundial, que va de 2021 a 2030, está inspirando y liderando la restauración de ecosistemas en todo el mundo.


¿Cuál es su importancia?

Los humedales reportan beneficios inigualables a la humanidad. Más del 35 % de los humedales del mundo han desaparecido en los últimos 50 años, una tendencia de pérdida y degradación que debe invertirse.


¿Por qué es importante conservarlos?


Los humedales contribuyen de modo decisivo al bienestar humano al desempeñar funciones de las cuales se derivan múltiples beneficios.

  • Diversidad biológica. Muchas especies de flora y fauna silvestres dependen completamente de los humedales. Son hábitats de suma relevancia para especies migratorias como las aves y cobijan a especies amenazadas. Algunos poseen una alta proporción de especies endémicas, es decir que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

  • Amortiguación de las inundaciones. Los humedales desempeñan un papel importante en el control de las inundaciones. Pueden actuar como esponjas, al absorber el agua de las lluvias y las crecientes de los ríos, y permitir que se filtre más lentamente a través del suelo y la vegetación, reduciendo con ello la velocidad y el volumen del agua que fluye aguas abajo.

  • Mitigación y adaptación al cambio climático. Los humedales desempeñan funciones críticas en la mitigación del calentamiento global. Por un lado, son importantes sumideros de carbono y, por ende, su destrucción libera gases de efecto invernadero, en tanto que su restauración y creación se traduce en la retención de más gases de efecto invernadero. Por otra parte, los humedales cumplen un rol fundamental en la adaptación al cambio climático, ya que amortiguan el efecto de las tormentas y las inundaciones.

  • Abastecimiento de agua. Los humedales retienen y almacenan agua, disponible para consumo humano, producción y sostenimiento de la vida silvestre. Cuando los humedales se encuentran situados sobre sedimentos y rocas permeables, el agua que retienen se filtra a través del suelo y recarga los acuíferos. Además, al retener sedimentos y nutrientes, muchos humedales actúan como filtros que pueden eliminar sustancias tóxicas de los cuerpos de agua.

  • Valores culturales. Como proveedores de agua y muchos otros bienes y servicios, la población se ha asentado históricamente en zonas de humedales, desde los pueblos originarios hasta la actualidad, desarrollando un rico y diverso patrimonio cultural. Muchos humedales son sitios de gran relevancia arqueológica e histórica.

  • Provisión de alimentos, materiales y medicinas. Los humedales generan gran variedad de productos de plantas, animales y minerales que son utilizados por personas de todo el mundo. Los productos de los humedales varían desde los alimentos básicos como el pescado, hasta la madera de construcción, leña, aceite vegetal, sal, plantas medicinales, tallos y hojas para la fabricación de tejidos, y forraje para animales. La intensidad y escala con que se cosechan y emplean esos productos varía enormemente, pudiendo intervenir en el proceso desde usuarios de subsistencia, cuya intensidad de producción es reducida, hasta explotaciones comerciales intensivas. Los humedales juegan un papel fundamental como sustento de los peces y de la pesca tanto a nivel comercial como de subsistencia.

  • Estabilización de costas y protección contra tormentas. Las marismas salinos y otros humedales costeros sirven como primera línea de defensa contra las tormentas, reduciendo el impacto de las olas; mientras que las raíces de las plantas fijan los sedimentos y retienen nutrientes. En el caso de los deltas, la sedimentación permite la creación de nueva tierra.

  • Recreación y turismo. La belleza natural y la diversidad de la vida animal y vegetal de muchos humedales hacen que sean lugares de destino turístico y recreativo muy apreciado. En muchos casos permiten generar ingresos a economías regionales y son sitios de relevancia para desarrollar actividades de educación ambiental.


Marco internacional: CONVENCIÓN SOBRE LOS HUMEDALES


La Convención sobre los Humedales, también conocida como Convención de Ramsar es un tratado intergubernamental suscripto en 1971 en la ciudad iraní de Ramsar, aprobado por la Argentina mediante Ley 23919 (t.o. Ley 25335.) Su misión es la conservación y uso racional de los humedales mediante acciones locales, nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo.


Superficie total de los sitios designados: 256,192,356 ha


La Convención de Ramsar es el tratado intergubernamental que proporciona el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos . La Convención fue adoptada en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Este tratado no es un tratado legalmente vinculante y no forma parte de las convenciones de la ONU y la UNESCO. Prevé la acción nacional y la cooperación internacional con respecto a la conservación de los humedales y el uso racional y sostenible de sus recursos

HUMEDALES DE ARGENTINA

La Red de Sitios Ramsar nuclea a aquellos humedales considerados de importancia internacional en el marco de la Convención sobre los Humedales. Para su designación, se verifica el cumplimiento de criterios específicos y del procedimiento que establece la Resolución SAyDS Nº 776/2014.

En la Argentina, se han designado hasta el presente 23 Sitios Ramsar, que abarcan una superficie total de 5.687.651 hectáreas de ambientes diversos, tales como lagunas altoandinas, zonas costeras marinas, lagunas endorreicas, turberas y llanuras de inundación, entre otros.

La inclusión de un área en la red es una importante herramienta de gestión para las comunidades locales y grupos interesados en la conservación y manejo sustentable. La Red permite fortalecer las acciones de concientización, información y educación ambiental.



Para más información puedes escribirnos a info@ilapyc.org o bien consultar aquí:





56 visualizaciones0 comentarios
bottom of page