• institutopazyciuda

Mandela: el ejemplo de que podemos construir la Paz

No hay muchas personas que sean capaces de transformarse y pasar de fundar y comandar una organización que elegía la violencia como medio para un fin a ser un emblema de la paz. Pero se puede. Mandela pudo. Aunque siempre se manifestó a favor de la no violencia, los hechos indican que él también recurrió a las armas.


Nelson Mandela se podría haber quedado hundido en el rencor por haber pasado casi tres décadas en prisión o, como dijo en su declaración “La lucha es mi vida” por separarse de su esposa, sus hijos y su madre, cerrar su negocio, abandonar su profesión y vivir en la pobreza y la miseria para conquistar la libertad. Pero no fue así. Nelson Mandela eligió transformarse y en su transformación nos demuestra que la paz también se puede construir.




Fue capaz de superar el dolor que genera la injusticia del apartheid que segregó a la población negra de la vida cultural, política y social para construir la Nación Arcoíris, esa que hace que Sudáfrica sea un país en el que se reconocen como oficiales 11 idiomas y en la que conviven diversidad de culturas y tradiciones. Precisamente no lo logró con violencia sino con una mirada reconciliadora y futurista, dejando atrás el resentimiento.


La figura de Nelson Mandela, Madiba, es para los que día tras día hacemos ILAPyC un símbolo de esperanza. La esperanza de que la Paz se puede construir y de que difundiendo la Cultura de Paz, todos seremos capaces de transformarnos y crear un mundo en el que podamos vivir con respeto, tolerancia y sin violencia.


5 vistas0 comentarios