RED AMÉRICAS POR LA PAZ

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

 

La Red “Américas por la Paz” es una iniciativa del Instituto Latinoamericano para la Paz y la Ciudadanía – ILAPyC y tiene el objetivo de nuclear Organizaciones de la Sociedad Civil de la región de las Américas, que decidan aunar esfuerzos para lograr la reducción del impacto de la violencia en la sociedad actual, el respeto por los DDHH y la construcción permanente y sistemática de la Cultura de Paz en la región y en el Mundo.

 

Américas por la Paz  se hace eco de la Resolución 53/243 de Naciones Unidas donde se manifiesta que “la paz no es sólo ausencia de conflictos” y propone una comprensión multidisciplinaria y positiva de la paz, para superar el concepto de ausencia de guerra.

 

Américas por la Paz se inspira en el Manifiesto 2000 de la UNESCO para abogar por la concientización acerca de la necesidad de una Cultura de NO Violencia, y así “forjar un mundo más justo, más solidario, más libre, digno y armonioso y con más prosperidad para todos.” Adhiere a sus principios para una Cultura de Paz: respetar la vida, practicar la no violencia activa, compartir tiempo y recursos materiales, defender la libertad de expresión y diversidad cultural, promover el consumo responsable y contribuir al desarrollo de la comunidad.

 

Américas por la Paz se apoya en la Declaración de Sevilla de 1986 de la UNESCO en las que queda demostrado científicamente que la  violencia se aprende, por lo tanto la paz también puede y debe ser aprendida. Como lo expresa en sus conclusiones “la construcción de la paz empieza en la mente de los hombres”. La violencia es una construcción cultural, se nutre de pautas de convivencia, de prejuicios adquiridos, usos y costumbres. Creemos firmemente que la violencia se aprende, y la Paz también.

 

Américas por la Paz sienta sus bases en los principios de respeto al pleno ejercicio y garantía de los Derechos Humanos contenidos en todos los instrumentos de los organismos internacionales y de tratados entre los distintos países del mundo. Asimismo adhiere a los principios de democracia, justicia, solidaridad, pluralismo, cooperación y diversidad cultural como imprescindibles para la construcción una sólida Cultura de Paz, en una comunidad, entre comunidades y entre los Estados.

Américas por la Paz se compromete a:

 

  • Promover la incidencia política para que se implemente la resolución 53/243 de Naciones Unidas en los países miembros.

  • Articular el trabajo de las distintas organizaciones que trabajan el tema de la Cultura de Paz y la no violencia en la región.

  • Impulsar la creación de ámbitos de debate e intercambio de experiencias, mesas de diálogo, donde líderes y orgánicas de diversos sectores puedan expresarse y reflexionar acerca de los caminos alternativos para la construcción de Cultura de Paz.

  • Promover y apoyar acciones que tiendan a construir Cultura de Paz y ciudadanía a nivel local y regional, tales como formación, investigación, seminarios, debates, estrategias de difusión y visibilidad, entre otras.

  • Abogar por la resolución positiva y pacífica de conflictos, a través de métodos y herramientas que reduzcan el impacto de la violencia. 

 

Américas por la Paz hace suyas las palabras del Humanista y Filósofo Español, Juan Luis Vives “La primera condición para la Paz es la voluntad de lograrla” y allí sienta las bases de sus esfuerzos.