• institutopazyciuda

La esclavitud no quedó en el recuerdo

En el año 1888 Brasil se transformaba en el último país Latinoamericano en abolir la esclavitud. Sin embargo, un estudio de la fundación Walk Free, una organización centrada en la erradicación de la esclavitud moderna, estima que 2,16 millones de personas en los países de América se encuentran en una condición de esclavitud moderna.


Es que la esclavitud es un delito oculto capaz de transformarse. La esclavitud moderna es nada más ni nada menos que una condición por la cual una persona es obligada a trabajar en condiciones infrahumanas sin que pueda negarse debido a la coerción, las amenazas o el abuso de poder. Algunas de las formas que toma la esclavitud son, por ejemplo, el trabajo en servidumbre (que se da cuando una persona carga con una deuda y se ve obligada a trabajar muchas horas en pésimas condiciones), el trabajo forzoso, la explotación sexual, la trata de personas, el trabajo infantil y el matrimonio forzado.


Retomando el análisis de Walk Free, en la región las Américas se estima que 2 de cada 1000 personas son víctimas de alguna de estas formas de esclavitud.


En República Dominicana y Haití se estima que el 65% de la población está obligada a trabajar en pésimas condiciones y salarios irrisorios en plantaciones de caña de azúcar, tomate, arroz y en el sector de la construcción. En Dominicana se estima que el 25% de los 5 millones de turistas que visitan la isla participan del comercio sexual, donde una de cada cuatro víctimas es menor de edad.


México es el país latinoamericano con mayor número de esclavos: casi 375 mil. Guatemala, se encuentra 12va en el mundo, con un estimado de 138 mil ciudadanos víctimas de esclavitud, mientras que el lugar 18 lo comparten tres países sudamericanos: Colombia, Perú y Venezuela.

No, la esclavitud no es un tema que forme parte del recuerdo. Tampoco es solo un delito. En una de las formas de violencia más crueles que existió y existe en el mundo. Muchas veces, la mayoría, se da puertas para adentro, volviendo a sus víctimas invisibles.


Por eso es muy importante tu aporte para ayudarnos a reconstruir los valores de la paz que se basan en el respeto y la tolerancia. ¿Cómo puedes ayudarnos? Colabora con nosotros o bien comparte este artículo entre tus contactos para generar consciencia.


7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo